Una imagen de Santo Domingo de la Calzada en la ermita de Las Abejas

Una imagen de Santo Domingo de la Calzada en la ermita de Las Abejas

Una de las más interesantes sorpresas que ha deparado la restauración de la ermita de Las Abejas ha sido la aparición de una pintura mural con una nueva representación de Santo Domingo de la Calzada. Está ubicada en el muro norte del templo, frente a su entrada principal, y hasta ahora había permanecido oculta tras el retablo de Santa Cristina.

Se trata de una pintura enmarcada en una sencilla moldura de escayola. No se conserva en buenas condiciones, pero se aprecia con claridad que se trata de una imagen del Santo, pues se pueden ver sus atributos más característicos. Viste, por ejemplo, la habitual casulla de color pardo, sujeta en su mano derecha un cayado y en la izquierda un libro, a sus pies es posible ver el gallo y la gallina, y de la rama de un árbol cuelga la típica hoz. Aunque sólo tras su restauración se podrá apreciar su verdadero valor y la escena completa, todo parece indicar que fue realizada por un artista ducho y no por manos aficionadas.

Hoy desconocemos cuándo se pintó, pues los documentos no ofrecen ninguna información, aunque es posible que se hiciese entre 1734 y 1789. La ermita fue reconstruida en 1734 tras el incendio del año anterior, por lo que no pudo ser pintada con anterioridad. Por otro lado es muy probable que fuese realizada antes que la imagen titular del Santo conservada en la catedral, pues desde que se talló ésta en 1789, todas las representaciones posteriores la han tomado como modelo, copiándola hasta la actualidad.

El pequeño retablo de Santa Cristina que ocultaba el mural era de escaso valor artístico. Fue realizado en 1907 y quizás sustituyó a otro anterior traído de la ermita de dicha santa tras su ruina a principios del siglo XIX. Es posible que se colocase delante del mural del Santo debido a su mal estado de conservación, si bien se respetó y no fue cubierto por la pintura blanca que se dio a las paredes y bóvedas del templo.

Tras la recuperación arquitectónica del edificio, sólo queda esperar la restauración de esta interesante obra pictórica que, sin duda, enriquecerá notablemente la extensa iconografía de Santo Domingo de la Calzada.

IMG_1830

Next Post:
Previous Post: