La restauración de la catedral durante la II República

La restauración de la catedral durante la II República

La catedral de Santo Domingo de la Calzada experimentó en el primer semestre de 1936 la primera restauración importante de su larga historia. Durante años se habían llevado a cabo diferentes arreglos y reparaciones, pero fue en ese momento cuando se acometió por primera vez una recuperación sistemática que sólo quedaría truncada por el inicio de la Guerra Civil.

Desde su comienzo la República había apostado por la recuperación del patrimonio histórico nacional tal y como quedaba patente en el artículo 45 de la Constitución de 1931, confirmándose con la aprobación de la Ley relativa al Patrimonio Artístico Nacional, de 13 de mayo de 1933. Todo ello repercutió de manera positiva en nuestra catedral, pues el Decreto de 3 de junio de 1931, por el cual se declaraban setecientos treinta y un monumentos nacionales, incluía a la catedral de Santo Domingo de la Calzada. Tras esta declaración el Gobierno nombraba en 1932 al arquitecto Francisco Íñiguez Almech como Arquitecto Restaurador Jefe de la segunda zona del Tesoro Artístico Nacional, la cual comprendía la provincia de Logroño. Sería por tanto el responsable de la intervención que cuatro años después se llevaría a cabo en el templo calceatense.

RESTAURACIÓN DE LA CABECERA
Tras varias intervenciones en el monasterio de Suso de San Millán de la Cogolla y en San Vicente de la Sonsierra, en enero de 1936 daban comienzo las obras de restauración de la cabecera románica de la catedral, concretamente la capilla románica de San Pedro. Íñiguez, siguiendo los criterios restauradores propios del momento, pretendió devolver a esta parte del templo su apariencia original.

La capilla de San Pedro era la única románica conservada de las tres que había tenido la catedral. La actuación comenzó retirando todos los elementos muebles añadidos con el paso del tiempo, como el retablo y la reja de madera. Seguidamente se eliminó el encalado y zócalo que cubría las paredes, con lo que quedó a la vista el muro y las tres ventanas románicas que iluminaban la capilla. Al retirar todos esos elementos se pudo comprobar el gran deterioro del ventanal izquierdo al haberse ampliado en tiempos pasados para ofrecer más luminosidad a esta parte de la cabecera. Así, la restauración se centró en la reconstrucción prácticamente total de dicho ventanal, la reintegración de los sillares perdidos a lo largo de los muros de la capilla, la reconstrucción del parteluz del ventanal central, la colocación de nuevos sillares en la imposta y la reconstrucción de los pilares. También se restauró con los mismos criterios el muro románico del deambulatorio y las dos ventanas románicas conservadas, las cuales también se rehicieron.

La restauración concluyó con la ampliación de los aleros románicos y la reconstrucción del tejado de la capilla de San Pedro a base de losas de piedra. Sin embargo el arquitecto no consiguió concluir su proyecto restaurador en esa parte de la cabecera románica, pues no se le permitió cerrar la conocida como puerta de San Pedro, que, abierta en el siglo XVI, sería cerrada a finales del siglo XX.

EL SEPULCRO DEL SANTO
Íñiguez Almech mostró también un interés especial por la lápida románica del sepulcro de Santo Domingo de la Calzada. Intentó desmontarla y colocarla en un lugar más visible, concretamente en la capilla románica de San Pedro, encontrándose con la negativa del cabildo catedralicio, que se opuso acudiendo a razones de tradición devocional. Finalmente el arquitecto propuso el traslado de la imagen de la Verónica, de finales del siglo XV, a dicha capilla.

Ante la negativa al traslado del sepulcro, Íñiguez Almech propuso al cabildo la elevación de la lauda unos centímetros para su mejor visión. Esta iniciativa sí fue admitida por los capitulares, previa consulta al obispo, lo cual llevó a la famosa apertura del sepulcro del Santo el 17 de junio de 1936 a las ocho y media de la tarde, que fue recogida en un acta firmada por los asistentes. Estuvieron presentes los canónigos Ángel Manso y Jesús Compostizo, el beneficiado Francisco Sanz, el arquitecto y promotor Francisco Íñiguez Almech, el delegado provincial de Bellas Artes de Burgos José Luis Monteverde, el director del Museo Provincial Arqueológico de Burgos Matías Martínez, el arquitecto diocesano de Burgos José Tomás Martínez, el aparejador municipal Alfredo Poves y el celador de la catedral Luis Fernández Alonso. También acudió el médico local Gustavo Bueno. La Cofradía de Santo Domingo de la Calzada mostró días después su descontento por no haber formado parte de dicha apertura. Llegó a aprobar que se solicitase que se volviese a abrir de nuevo con toda solemnidad posible con el fin de que fuesen testigos de la presencia de los restos santos, cosa que no se llegó a hacer.

Finalmente se realizó la obra y se elevó unos centímetros la lauda. Sin embargo, al construirse la cripta en los años 50, se volvió a rebajar volviendo a su estado original. Los elementos escultóricos colocados en 1936 para elevarla se recolocaron en la nueva tumba realizada en dicha cripta.

Además de elevarse el yacente, en aquel momento se aprovechó para retirar la hornacina que se encontraba a la espalda de la imagen frontal de Santo Domingo de la Calzada, con el fin de resaltar el valor artístico del sepulcro y de su lauda románica, pues era un elemento que no permitía su plena observación.

Un mes después de esta última intervención estallaba la Guerra Civil, lo que supuso un freno total a las obras de restauración que acababan de iniciarse en la catedral y que quedaron paralizadas durante décadas.

Para saber más:
SÁINZ RIPA, P. y DÍEZ MORRÁS, F. J., “El siglo XX en la catedral calceatense (1900-1981): intervenciones y restauraciones”, en AZOFRA AGUSTÍN, E. (coord.), La catedral calceatense. Desde el renacimineto hasta el presente, Gobierno de la Rioja, Catedral de Santo Domingo de la Calzada, 2009.

DSC04596 DSC04609 Exterior cabecera Capilla San Pedro cerca de 1936 Tejado capilla San Pedro antes 1936 Exterior cabecera antes de 1936

Next Post:
Previous Post: