Fototeca 1: el barrio de La Puebla a finales del siglo XIX

Fototeca 1: el barrio de La Puebla a finales del siglo XIX

El archivo municipal calceatense posee una copia de una serie fotográfica de finales del siglo XIX realizada por el catedrático Hipólito Casas y Gómez de Andino, cuyos originales se encuentran en el Monasterio de Valvanera. Son documentos gráficos esenciales para la historia de la ciudad, pues ofrecen información fundamental acerca de la configuración urbana de Santo Domingo de la Calzada y de otras cuestiones no menos importantes.

La que aquí se reproduce es una de las fotos más interesantes. Se trata de una imagen del barrio de La Puebla y de la salida sur de la ciudad hacia Ezcaray. Está realizada desde la torre de la catedral y, teniendo en cuenta las sombras que se proyectan sobre el suelo, fue tomada en un soleado día avanzada la tarde. Quizás es posible que fuese realizada en verano debido al apreciable agostamiento de los campos.

En primer plano se ven los tejados de las casas situadas dentro del perímetro que trazó la muralla medieval, así como la actual zona de Las Bolas. Seguidamente están las casas correspondientes al barrio. Más allá se ve claramente la línea de arbolado que marca el trazado de la carretera que subía a Ezcaray, y en el horizonte, entre la bruma, se aprecia la Sierra de la Demanda con el pico San Lorenzo.

La primera impresión que ofrece la fotografía es que nos encontramos ante un barrio agrícola con una morfología que no atiende a ninguna planificación. En él no hay signos de ensanche o avenidas, ni modernas edificaciones, a pesar de que a finales del siglo XIX las ciudades españolas ya estaban desarrollando nuevos planes urbanísticos fuera de sus perímetros antiguos. El único vial que se ve es la vieja carretera de tierra que sube hacia Ezcaray, suficiente para el uso de peatones, caballerías y carros. A ambos lados pero muy separadas de esa carretera discurren dos largas líneas de casas. Delante de ambas filas hay sendos espacios muy amplios que están ocupados por eras o terrenos baldíos y en los cuales se celebró durante décadas la multitudinaria Feria de la Inmaculada.

Las casas de la derecha siguen la línea oeste de la actual plaza Hermosilla y de la calle de igual nombre, las de la izquierda marcan los límites de la misma plaza por su lado este y la actual calle Ramón Salazar. A la altura de las últimas casas de la izquierda y en medio de la carretera, se aprecia una construcción que señala el inicio de la carretera de Gallinero. En esta zona final de la ciudad se observan pequeñas masas boscosas.

Al comienzo de la carretera de Ezcaray y haciendo esquina con la actual Avenida Juan Carlos I, se ve un edificio blanco de una altura ya desaparecido. El situado en la actualidad fue construido a mediados de la década de 1940 y a continuación se construiría a partir de 1943 el Teatro-Cine Avenida.

En esta imagen hay que destacar una construcción singular situada en el inicio de la calle San Roque, en la parte inferior izquierda de la fotografía, aproximadamente donde hoy se encuentra la casa de la familia Prior. Se aprecia su estructura arquitectónica abierta y alargada en dirección este-oeste con tejado a dos aguas. En ese lugar estuvo el matadero municipal entre aproximadamente los años 1826 y 1879. Al trasladarse éste, quedó en pie esa estructura metálica, conocida entonces como «El Tinglado», que fue utilizada durante décadas, entre otras cosas, para bailes y mercado. Fue en 1920 cuando se decidió desmontarla y reconstruirla en la zona en la que hoy están Los Jardines para convertirla en la conocida como Plaza de los Cochinos, por venderse en ella este tipo de ganado. Ya en los años 40 sería nuevamente trasladada, esta vez al comienzo de la carretera de Gallinero.

También se aprecia en la foto la parte superior de la Fuente de la Ciudad en su ubicación originaria. Está medio tapada precisamente por la construcción anterior. Pocos años después también sería reubicada en la carretera de Gallinero.

Aunque en algún momento se pensó que esta fotografía había sido tomada a principios del siglo XX, en realidad parece ser que se hizo a finales del siglo XIX. Hay un dato que resulta determinante para datarla y es la ausencia del edificio propiedad de la familia Zárate en el que estuvo el Café Suizo. Éste se levanto en la esquina de la calle San Roque con la actual calle Rodolfo Varona. De acuerdo con la información de la familia, el famoso café fue fundado en 1899, por lo que el edificio sería de ese año o alguno anterior. Por tanto la fotografía es previa a dicha fecha. Sin embargo en el momento de realizarla sí estaba construido el siguiente edificio de la misma calle San Roque, el cual sobresale sobre el resto de casas en la zona inferior izquierda de la fotografía.

Como se ha podido comprobar, esta fotografía es un documento histórico de valor excepcional que nos muestra un barrio de La Puebla previo a la época de la automoción y con una vocación todavía agrícola, tal y como así había sido desde los tiempos de su nacimiento en el siglo XIV. Sin embargo, apenas dos décadas después de ser tomada esta imagen, esta zona de la ciudad comenzará a experimentar una gran transformación convirtiéndose en el primer ensanche moderno.

Next Post:
Previous Post: